LA PREVENCIÓN SIEMPRE SERÁ MENOS COSTOSA QUE LA ATENCIÓN HOSPITALARIA EN PACIENTES CRÓNICOS, ADVIRTIÓ GONZÁLEZ ROLDÁN.

POR MIGUEL ALONSO RIVERA BOJORQUEZ.

* El MSP Rosalino Flores Rocha es el presidente de la nueva mesa directiva de la Sociedad Sinaloense de Salud Pública, A.C. «Dr. Jesús Kumate Rodríguez» para el periodo 2019-2021

Por Miguel Alonso Rivera Bojórquez

Los miembros de la nueva mesa directiva de la Sociedad Sinaloense de Salud Pública, A.C. «Dr. Jesús Kumate Rodríguez», encabezada por el MSP Rosalino Flores Rocha para el periodo 2019-2021 como presidente, rindieron protesta ante el Dr. Jesús Felipe González Roldán, vicepresidente de la Sociedad Mexicana de Salud Pública, A.C. (SMSP) en una ceremonia celebrada en el Auditorio “Deutsche Bank” del Jardín Botánico de Culiacán. La mesa directiva la integran también el Dr. Carlos Robles Talavera, en la vicepresidencia; el Dr. Enrique Lizárraga Arámburo, como secretario; Lic. Benita Muñoz Herrera, tesorera; MSP Jaime Astorga Hernández, representante de la zona norte y MSP Guillermo Fuentes Alpízar, representante de la zona sur.

González Roldán, médico cirujano con maestrías en administración pública y gestión hospitalaria por la UNAM, el CIDE y la Universidad de Alcalá de Henares en España, con especialidad en Salud Pública, estableció el compromiso de celebrar en Sinaloa la Reunión Nacional de la Sociedad Mexicana de Salud Pública en 2021. Sinaloa tuvo la oportunidad de participar en la Reunión Internacional de las Metas del Milenio y fue sede de la reunión nacional de la Sociedad Mexicana de Salud Pública de 2004 en Mazatlán y ahora, en 2021 volverá a ser sede porque el ofrecimiento fue aceptado por la Secretaría de Salud.

Recordó que su padre, Dr. Jesús González Balandrano, quien llegó a ser legislador por Tamaulipas con una amplia trayectoria en el Sector Salud, fue Director del Hospital del ISSSTE en Culiacán, y por su trabajo en esta entidad sus vacaciones de pequeño eran en Los Mochis y por ese cariño a esta tierra se estableció el compromiso de celebrar la primera reunión nacional como presidente de la SMSP en Sinaloa.

La fundación de la Sociedad Mexicana de Salud Pública fue el 22 de noviembre de 1944 y a sus 75 años de historia sus objetivos siguen vigentes. “Un objetivo fundamental, subrayó, es pugnar por el progreso de la higiene y la medicina familiar lo que nos obliga a tener interacción con los poderes y la sociedad”.

“La sociedad –admitió- ha tenido episodios de oscurantismo en los que no hemos sido capaces de tener una voz crítica por lo que debemos Impulsar el mejoramiento de las actividades encaminadas para conservar la salud y procurar intercambios con instituciones del Sector Salud”.

González Roldán fue hasta 2018 Director General del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (CENAPRECE) de la Secretaría de Salud, y Secretario General de América Latina y miembro del Buró de Directores de La Unión Internacional de lucha contra la Tuberculosis y las Enfermedades Pulmonares, entre otras responsabilidades en organismos gubernamentales y científicos.

En su conferencia hizo referencia a datos disponibles públicamente en el Observatorio Mexicano de Enfermedades No Transmisibles (OMENT) para exponer, desde la perspectiva de un modelo de atención a la salud integral, la necesidad de la capacitación permanente en el personal operativo de salud, la prevención proactiva y detección oportuna, la infraestructura de las unidades de salud, la importancia de una atención de calidad y el abasto de medicamentos, pruebas de laboratorio, vacunas e insumos.

LA PREVENCIÓN SIEMPRE SERÁ MENOS COSTOSA QUE LA ATENCIÓN HOSPITALARIA EN PACIENTES CRÓNICOS: GONZÁLEZ ROLDÁN

“Debemos poner énfasis en abordar las enfermedades crónicas no transmisibles y también retomar la importancia que tiene el primer nivel. Hay muchos que dicen que hay que voltear hacia el primer nivel, pero cuando tuvieron puestos de responsabilidad nunca lo voltearon a ver”, enfatizó.

Sostuvo que es urgente hacer una mejor gestión de los recursos ya que hablando en términos de salud son escasos, pero bien aplicados y direccionados se pueden generar excelentes resultados.

“Las cifras del 2016, reveló, muestran que fallecen más mujeres por EPOC que por cáncer cervicouterino y cáncer de mama juntos. El 90 por ciento de estas defunciones por EPOC, son como consecuencia del tabaco y otro porcentaje importante donde todavía la mujer está cocinando con leña”.

Lamentó que el 40 por ciento de los pacientes diagnosticados con alguna enfermedad crónica no transmisible se están perdiendo ya que no regresan a consulta. Señaló que existen incongruencias que deben subsanarse como el hecho de que el 70 por ciento de la población está en área urbana, mientras que el 70 por ciento de las unidades de primer nivel están en el área rural. “Es fundamental fortalecer más la estructura del primer nivel en el área urbana con sistemas integrales”, dijo.

Al abordar los retos y desafíos de la salud pública en el siglo XXI, ponderó la etapa de transición política que vive México: “Hay escritores que cuestionan la cuarta transformación y ciertamente en el panorama de salud se ve inquietante, volvemos a entrar como en 1850 en la guerra entre centralismo y federalismo. Sigue siendo una preocupación”.

Afirmó que se debe ser autocrítico y reconocer que cuando la Secretaría de Salud tuvo un gran aprovisionamiento de recursos, a finales del siglo XX a partir de la fundación del Seguro Popular en 2003, los profesionales de la salud fueron malos administradores y se dejaron arrebatar su campo de acción. “Hace treinta años nadie quería ser jefe de jurisdicción porque era un trabajo pesado, se tenían que visitar las comunidades y había buenos indicadores. Ahora ingenieros, maestros y abogados, perfiles que no corresponden, han entrado a estas áreas porque son amigos de políticos, diputados o gobernadores. ¡Un hospital de cardiología no puede estar en manos de un ingeniero! Sin embargo, no hemos pugnado para que se respete el perfil del jefe jurisdiccional”, lamentó.

“El jefe de jurisdicción –enfatizó- debe tener un perfil específico porque en manos de ellos está la salud pero se ha caído en la improvisación y falta de capacitación gerencial. Hay determinantes sociales que tienen que ver con la alimentación, niveles de educación y formación de recursos humanos en salud, hoy cada año existen 40 mil aspirantes a exámenes de residencia médica con solo siete mil plazas. Estamos lanzando a 33 mil médicos y no tienen otras salidas”.

“Estamos perdiendo –comentó- la oportunidad de reformular la formación de recursos humanos a campos avanzados mientras que la cuestión laboral de algunos médicos y enfermeras sigue en la eventualidad a pesar de años de antigüedad y juegan con su sueldo cada año sin que los secretarios canalicen los recursos del Seguro Popular para pagar salarios”.

Destacó la histórica transición epidemiológica y demográfica que con el aumento de la esperanza de vida y la mortalidad por enfermedades crónico degenerativas exigen cambiar el rostro de la salud pública: el 75 por ciento de las unidades de primer nivel se encuentran en la zona rural y hoy que se habla de la universalización y fragmentación de los servicios de salud se pone en tela de juicio el modelo de atención.

Al cumplirse este 7 de mayo de 2019 el primer aniversario luctuoso del ilustre sinaloense, infectólogo pediatra Jesús Kumate Rodríguez recordó que el primer programa de éxito fue este modelo de atención, ya que, por ejemplo, como Secretario de Salud en México creó el Programa de Vacunación Universal en 1992, con el cual se logró por primera vez erradicar del país la viruela y eliminar la mortalidad por sarampión y paludismo.

“El 90 por ciento de los padecimientos deberían resolverse en el primer nivel, sin embargo es donde se pone menos presupuesto mientras que la mayor parte de los recursos se destinan al tercer nivel. La prevención siempre será menos costosa que la atención hospitalaria en pacientes crónicos”, concluyó.

NUESTRA SOCIEDAD SE HA CONVERTIDO EN UNA ORGANIZACIÓN MUY ACTIVA EN LA DEFENSA DE LA SALUD PÚBLICA: RAMÍREZ ZEPEDA

Por su parte, la Dra. María Guadalupe Ramírez Zepeda rindió un informe pormenorizado de su gestión al frente de la Sociedad Sinaloense de Salud Pública en el periodo 2016-2019 y agradeció la labor de las compañeras y compañeros comprometidos que le acompañaron en su Comité Ejecutivo convirtiendo en praxis el lema de la sociedad: ¡Por la salud del pueblo!

El marco del 21 aniversario de la fundación de la Sociedad Sinaloense de Salud Pública fue momento para evocar con profundo respeto las figuras de los ilustres antecesores que, dotados de una clara visión de futuro, sentaron los cimientos de esta institución cuya fundación quedó registrada para la historia el sábado 28 de marzo de 1998 con la protesta de la primera mesa directiva encabezada por el Dr. Secundino Muro Amador como presidente. Le acompañaron en esta misión Salvador Pantoja Olvera, en la vicepresidencia; Miguel Guarneros Rojas, prosecretario; y Sara Carmina Armenta Meneses, tesorera, además de las comisiones y coordinaciones de las zonas norte y sur. Así se cumplió el sueño de un grupo de salubristas, maestros en Salud Pública, epidemiólogos, especialistas en hospitales y profesionales de la salud.

Posteriormente, sería presidente de esta sociedad el Dr. Salvador Pantoja Olvera, universitario con una trayectoria en nuestros días que supera el medio siglo en el quehacer académico, la epidemiología y la salud pública, apoyado por su esposa Gloria Pereda de Pantoja, mismo que recibió un reconocimiento especial en 2016.

Luego ocuparían la presidencia el MSP Jaime Astorga Hernández, Dr. Joel Abitia Zepeda, Dr. Jaime Eliseo Ruiz Monobe, Dr. Adolfo Entzana Galindo y Dra. María Guadalupe Ramírez Zepeda quien entregó la estafeta al Dr. Rosalino Flores Rocha el sábado 9 de marzo de 2019.

Ramírez Zepeda precisó que la Sociedad Sinaloense de Salud Pública tiene dos fechas de nacimiento: su fundación el 28 de marzo de 1998 y la fecha en que rindieron homenaje al Dr. Jesús Kumate Rodríguez al poner su nombre a esta sociedad el sábado 9 de junio de 2018.

La presidente saliente recordó su participación como observadora Titular de la Comisión de Salud y Asistencia Social y en el Colectivo Ciudadano de la Plataforma Congreso Abierto Sinaloa que la llevo a trabajar en diversos ámbitos, sesionado en comisiones, en Codesin y otros espacios para tratar temas de salud pública, así como la participación de reconocidos conferencistas durante su periodo como Rafael Valdez Aguilar y los eventos realizados en auditorios, aulas universitarias y hospitales públicos y privados.

En su informe, la Dra. Guadalupe Ramírez Zepeda destacó que la sociedad se ha convertido en una organización muy activa en la defensa de la salud pública y en los últimos años se tocaron aspectos escabrosos como el cuestionado proyecto de asociación público privada en dos hospitales en Culiacán y Mazatlán que comprometía las finanzas de Sinaloa por 25 años. Gracias a esta lucha se demostró que sí es posible construir hospitales de vanguardia y alta tecnología con recursos públicos sin hipotecar las finanzas del estado. “Fue un ejercicio desafiante que asumimos apoyando a la Comisión de Salud y Asistencia Social del Congreso del Estado, que presidía el médico neurocirujano y diputado Víctor Manuel Díaz Simental”, comentó.

Ramírez Zepeda apuntó que gracias a esta lucha se amplió el espectro en el quehacer de la Sociedad Sinaloense de Salud Pública, cohesionada con la Sociedad Mexicana de Salud Pública. La sociedad se fortaleció con una colaboración más efectiva entre las zonas norte, centro y sur, y trabajando con diversas organizaciones civiles se logró la apertura para conocer los acuerdos y discusiones sobre los recursos de salud pública en el Poder Legislativo, la sociedad estuvo atenta al quehacer gubernamental en la búsqueda de la transparencia y el combate a la corrupción. “Que los recursos se destinen a donde fueron etiquetados y destinados originalmente”, acotó.

Profesora e Investigadora de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) e Investigadora de la Secretaría de Salud donde, incluso, ha ocupado el cargo de Directora del Laboratorio Estatal de Salud Pública, Ramírez Zepeda recordó con cariño la presentación de su obra “El control del dengue y la descentralización del sistema de salud: la percepción de los actores sociales”. Destacó la camaradería de las reuniones científicas  y la experiencia de tratar, durante su gestión, personajes de la salud como Julio Frenk Mora, Pablo Kuri Morales y José Ramón Narro Robles.

También hizo mención especial del merecido reconocimiento que hizo la sociedad como Socio Honorario al Secretario de Salud Dr. Efrén Encinas Torres en febrero de 2018, por su gran aporte de experiencias clínicas y académicas que han enriquecido el quehacer de ese cuerpo colegiado en beneficio de la salud de la población sinaloense. A esa ceremonia solemne, recordó, acudió como invitado especial y conferencista el doctor Juan Francisco Martínez Campos, secretario general de la Sociedad Mexicana de Salud Pública. Al finalizar su informe, la Dra. Guadalupe Ramírez Zepeda recibió un reconocimiento por la labor realizada durante su periodo al frente de una sociedad más inclusiva y multidisciplinaria.

EL MILAGRO INVISIBLE DE LA SALUD, UN TRABAJO DISCRETO, COTIDIANO Y PERMANENTE: ARMENTA MENESES

Este 2019 la Sociedad hizo un público reconocimiento a la Dra. Sara Carmina Armenta Meneses, miembro fundador y consejera, quien agradeció la distinción y compartió esta alegría con su esposo, el ingeniero Enrique Alfonso Ferrer Mac Gregor Gil, y sus hijos Luis Manuel, Juan Pablo y Ana Teresa, quien estudia medicina, así como su nuera Lidia y sus nietos. “Todos hacen posible el milagro invisible de la salud, un trabajo discreto, cotidiano y permanente que permite que la sociedad viva sana”, dijo. Armenta Meneses hizo frente a la pandemia de influenza en 2009 como directora de prevención y control de enfermedades, y además vocera oficial. Destacó la importancia de las acciones primarias de la salud y la contención de enfermedades al subrayar la importancia de la vigilancia epidemiológica y la capacitación en salud pública, advirtió que la salud pública debe considerar a la persona como el centro de su labor y los salubristas ocupan modernizarse ubicándose en la realidad para enfrentar los desafíos.

Luego de rendir protesta el MSP Rosalino Flores Rocha pronunció su primer discurso como presidente en el que se comprometió a abrir amplios senderos y caminos utilizando grandes losetas para dar más fortaleza a la sociedad porque la salud pública implica retos y trabajo en equipo bien articulado.

El Dr. Rafael Félix Espinoza, médico internista director de Prevención y Promoción de la Salud asistió a este evento con la representación personal del Secretario de Salud. Al compartir la frase de González Roldan “no es cuestión de dinero, es cuestión de administración”, lamentó que efectivamente “no es posible que cada año estemos regresando recursos a la tesorería de la federación porque no sabemos qué hacer con el dinero, porque todos queremos ser jefes pero pocos hacemos lo que nos toca en el nivel de resorte y responsabilidad”.

Admitió que el estado se ha rezagado en algunos programas en los que antes Sinaloa se encontraba en los primeros lugares. Mencionó que Sinaloa se ha rezagado en rabia al lugar 28, vacunación al lugar 17 y diabetes en el lugar 23. Precisó que las causas son multifactoriales porque  manejar programas es complicado.

“Todo mundo piensa que los hospitales son lo máximo, yo lo creía. Como jefe de urgencias creía que los hospitales eran lo máximo”, comentó al referirse a la importancia de los programas. “No se nota lo que hacemos y somos presa fácil de críticas”, lamentó.

Finalmente, felicitó a la Sociedad Sinaloense de Salud Pública por su fortalecimiento y consolidación. “Hemos visto nacer muchas sociedades pero caducan y desaparecen, ustedes son ejemplares y por eso permanecen”, dijo antes de clausurar y proceder al brindis.

Fungió como maestro de ceremonias el Dr. Juan Carlos Navarro Guerrero y estuvieron también presentes en tan importante acto la Dra. Lucía Peña Sarabia, representante personal del Dr. Jesús Rivera Aguirre, presidente del Colegio Médico de Sinaloa; Dr. Pablo Ferreiro Gastélum, presidente del Colegio Médico de Culiacán; Lic. Deneb Cuén, representante de la Universidad del Pacífico Norte; Dra. Patricia de Lourdes Retamoza, Directora de la Facultad de Enfermería de la UAS; Dr. Álvaro Martin Acosta Padilla, secretario académico de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Durango; y Dr. Eduardo Llausas Magaña, presidente del Colegio de Pediatras de Sinaloa y el Dr. Víctor Zárate.

0 Comments

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: