Universidades deben garantizar derecho a clases virtuales a estudiantes: JABL

La pandemia COVID-19 tomó por sorpresa a las universidades, que han recurrido a las tecnologías de la información y las comunicaciones para brindar clases virtuales, pero la inequidad en el acceso a las mismas vulnera el derecho a estudiar de muchos estudiantes de escasos recursos y deben atenderse.
Ello lo señaló el abogado y docente Jesús Alfonso Bastidas Luna, al ofrecer la videoconferencia “Los Derechos Humanos y las Universidades”.
La actividad fue organizada por el Congreso del Estado de Sinaloa a través del Instituto de Investigaciones Parlamentarias y la Universidad Autónoma de Occidente, con motivo del 70 Aniversario de la Declaración del Día Internacional de los Derechos Humanos.
Las palabras de bienvenida las dio la diputada Jesús Angélica Díaz Quiñónez, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso del Estado, quien reconoció el tema de la conferencia como muy oportuno y de suma importancia.
Las universidades, dijo, forman a los futuros profesionistas, quienes deben salir con una cultura de los derechos humanos, ya que ese es el camino para lograr sociedades más justas.
Jesús Alfonso Bastidas Luna, resaltó que desde que se hizo la declaración universal de los derechos humanos se generaron cambios en todo el mundo.
Destacó de los derechos humanos sus características de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad.
Lo de interdependencia e indivisibilidad, dijo, implican que estos derechos van concatenados, no se puede violentar uno porque se afecta a otros, y además no se pueden separar.
El principio de progresividad, resaltó, significa que un derecho humano siempre tiene que ir hacia adelante, nunca regresar.
Del sustento jurídico de los derechos humanos citó los artículos constitucionales 1, 3 y 133.
Del primero, precisó que habla de la universalidad de los derechos humanos y su interdependencia, y que fue parte toral de la reforma del 2011, con la cual todo el sistema normativo y todas las instituciones debieron generar cambios en su entorno.
Del artículo 3 precisó que se refiere a todas las instituciones de educación superior a las que se les otorgan autonomía, mismas que deben respetar la libertad de cátedra e investigación, de libre examen y discusión de ideas
Del artículo 133, destacó su importancia por reconocer a los acuerdos y tratados internacionales como ley suprema.
En el caso de la Universidad Autónoma de Occidente, de la que es docente, informó que la materia de Derechos Humanos se imparte en todas las carreras y consta de cinco ejes, a través de los cuales se enseñan los derechos humanos básicos, la importancia del ombudsman, los organismos autónomos y otros temas.
Ahora con la modalidad de clases virtuales, aseguró que las universidades deben tomar conciencia de que muchos estudiantes no tienen recursos para acceder a computadoras e internet.
“Los maestros deben ser empáticos, solidarios y apoyar a estos estudiantes”, consideró.
A diferencia de la educación básica y media superior, expuso que la superior no está considerada como derecho humano, pero auguró que sí lo será.
La directora del Instituto de Investigaciones Parlamentarias del Congreso del Estado, Sonia Escalante López, reconoció la importancia de incluir la materia de derechos humanos en todas las universidades.
Conociendo los derechos humanos, afirmó, es como se pueden hacer efectivos.
La vicerrectora de la Universidad Autónoma de Occidente, Fridzia Izaguirre Díaz de León, clausuró la conferencia y entregó virtualmente al ponente un diploma por su participación, el cual se le hará llegar físicamente.

0 Comments

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: